domingo, 2 de agosto de 2015

Luna gris.

"Mira al cielo cuando me sientas lejos, yo también lo estaré mirando y estaremos un poco más cerca."
Recuerdo cuando te decía aquello, era una forma de tranquilizarte (y de tranquilizarme), supongo. Era mi forma de decirte que siempre estaría ahí, fuese cuando fuese.
Miro al cielo, miro esa estúpida luna y lo único que hago es sentirte aún más lejos. Simplemente confirmo y siento lo que ya sabía, que no estás aquí. Que no queda nada de ti junto a mí.
Es curioso lo rápido que uno comienza a imaginarse cosas cuando está enamorado. Vivir juntos, cómo serán nuestros hijos, si tendremos mascotas, cómo se llamarán... Pero nunca pensamos en el, ¿y si no ocurre? ¿Y si nos perdemos antes de que ocurra?
Soy un romántico y creo que sólo hay un amor de verdad en la vida. Sólo uno que te hace temblar y palidecer.
Lo de después puede que sean amores, pero no serán como ese. serán amores pasajeros o para evitar la estúpida soledad, para tener alguien a quien poder darle todo el amor que acumulas y simplemente desahogar tu corazón. Para tener alguien que aguante los pedacitos de este cuando comienzan a caerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario