sábado, 6 de diciembre de 2014

Daño cultural.

España, me estás tocando los cojones.
Esta no es la mejor manera de empezar esta entrada, es irrespetuosa y vituperable pero, es mi blog, ¿no?
Hace apenas un par de días se armó todo este revuelo de Series.ly, Seriespepito.com... Ya sabéis.
En fin, ¿qué voy a deciros? España cada vez me da más asco.
Yo considero lo que hago arte, a su manera. Arte y cultura. 
Y yo, como artista, comparto mis creaciones gratuitamente, y en el caso de que tuviese la oportunidad de publicar una novela seguiría haciéndolo.
Sí, la publicaría, pero también la subiría en línea a algún servicio como Mediafire. 
Hablemos del tema en sí.
Las series y el cine.
A ver, querida España. 
Yo vería todas esas películas que consumo en el cine pero, ¿qué hago cuando ya la han quitado de la cartelera? ¿Y si no está en DVD? Por desgracia en España no tenemos servicios como Netflix (en Estados Unidos), para pagar por ver estas películas. Lo más parecido es wuaki.tv y hablando claro y mal, es una puta mierda, vamos, que defeco sobre ese servido si me lo permitís.
Apenas tiene películas, y las que tiene son bazofia, además, sus preciosos son abusivos.
Ahora vamos a tú hipocresía, España.
¿Cómo coño quieres que vayamos al cine a ver veinte o treinta películas que puedo llegar a consumir yo en un mes? Gracias a ti, a tus medidas abusivas y capitalistas, el mero hecho de ver una película en el cine me cuesta casi diez euros.
Y no, no es culpa del cine, si no de España y sus tasas por hacer que esas películas sean reproducidas aquí.
Lo mismo pasa con las series, muchísimas de ellas ni siquiera se retransmiten en España a raíz de esto, del pastizal que les cuesta hacerlo por vuestra culpa. 
Yo he llegado a ir más de cinco veces al cine en un mes, por poder ver películas vía online no voy a dejar de hacerlo. 
¿Sabéis lo qué es ver una película en una sala de cine vacía? Pues eso lo vivía yo cada viernes por el elevado coste de las entradas. 
Me enorgullezco de haber podido ir gracias a que en ese momento los ingresos familiares eran altos pero, ¿cómo pretendes que una familia numerosa con un nivel económico bajo vaya al cine a ver una película? 
El cine es arte, es cultura, y tú, sí, tú, España, estás acabando con ella.
Me decepciona, me decepciona muchísimo esto que hacéis. 
Al fin y al cabo todo se basa en llenar los bolsillos de tus politicuchos, ¿no, España?

J° David Ginés Quintana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario